Tips de quesos


No refrigerarlos sin cubrir

Guardar un queso en el refrigerador sin cubrirlo antes completamente es un error garrafal. Cuando se compran o quedan sobras de una tabla de quesos, siempre deben cubrirse para que no sufran quemaduras de frío. Por otra parte, el trozo entero o las partes descubiertas cambiarán su color y textura, y dejarán un queso sumamente seco y duro.